dimarts, 28 de febrer de 2012

Más de 134.000 estudiantes de Secundaria se unen a la huelga

 La huelga general de estudiantes del día de hoy, 29 de febrero, ha sido seguida por más de 134.000 personas en toda la Comunidad Valenciana. / JORDI VICENT
Más de 134.000 alumnos secundaron este miércoles la huelga general de estudiantes de enseñanza Secundaria en la Comunidad Valenciana, según los datos facilitados por la Inspección de Educación. Esta cantidad supone un porcentaje del 40,91% del total de alumnos, teniendo en cuenta que los cursos inferiores a 3º de la ESO tenían la obligación de asistir a clases. Por provincias, Valencia fue la que más seguimiento obtuvo, con un 45,02%. Le siguió Castellón, con un 39,56%, y Alicante, con un 35,6%.
De los 327.985 alumnos de educación Secundaria, los cursos superiores de Secundaria y del Bachillerato fueron los que más apoyaron las movilizaciones, que tuvieron una amplia repercusión en los centros.
En el IES El Carmen de Valencia, por ejemplo, de los más de 250 alumnos sólo acudieron 70. Las clases de Bachillerato se suspendieron y las de cursos inferiores se vieron muy afectadas, según fuentes del instituto. En el IES Lluís Vives de Valencia, a primera hora el patio lucía igual que cualquier otro día. Sin embargo, según las estimaciones del propio centro, un 70% de los alumnos de Secundaria se sumaron a la huelga general. Una chica de primero de Bachillerato de este centro que prefirió no dar su nombre se encontraba en medio de la protesta: “Si no hacemos mucha fuerza, el Gobierno no nos oye. Fíjate, empezamos cortando una calle y mira a lo que hemos llegado”, proclamó.
En los centros privados apenas se notó: sólo un 4% de los alumnos respondió a la huelga en Valencia y apenas un 0,2% en Alicante. La diferencia según el horario matinal era escasa: según la inspección, de diez de la mañana a doce sólo varió en un punto y medio la asistencia.
El respaldo fue masivo en Castellón y algo más bajo en Alicante
Marta Valdivia y Andrea García, estudiantes de un FP de Laboratorio de Imagen en el instituto Henry Matisse de Valencia, la apoyaron sin dudarlo: “Directamente, no tenemos profesores”, se quejaban, “ni prácticas, ni salidas y nos estamos quedando sin material”, comentaban. “Y cuando acabemos no vamos a tener ni para bodas, bautizos y comuniones”.
En Alicante, en el IES Bahía Babel, con 500 alumnos, sólo estaban los alumnos de primer y segundo curso de la ESO. El resto de aulas estaban vacías. En el instituto Mare Nostrum no hubo nadie, ni tan siquiera los pequeños. “Si vienen, tienen clase, pero al no acudir, no podemos hacer nada”, admitió la jefa de estudios.
En el IES Cavanilles, uno de los más grandes de Alicante, con más de 2.000 alumnos, había mucho movimiento en los pasillos porque los alumnos de Bachillerato están de exámenes. “Yo tengo uno de inglés hoy, y quiero quitármelo de encima, yo paso de huelga”, admitió Ángel junto a un grupo de compañeros de tercer curso de ESO. Sebastián, de 17 años, que estudia cuarto curso de ESO, acudió a las tres primeras horas de clase. “La huelga empieza ahora a las 11.00, yo voy a manifestarme, aquí no tenemos ni calefacción”, se lamentó. En el patio, dos alumnos de Mecanizada, Juan Carlos, de 27 años, y Omar, de 21, no la secundaban: “No podemos perder clase, yo vengo de Calp y estamos en la recta final, pasamos de huelgas y movidas”.
Con algunas excepciones, el seguimiento de la convocatoria fue mayoritario en los institutos de la provincia de Alicante, aunque los alumnos de primero y segundo de ESO acudieron a clase, y la mayoría de los de Bachillerato, muchos de ellos con exámenes.
“Y solo empezamos cortando la calle”, dice una alumna del Lluís Vives
Muchas de las aulas de los institutos de Castellón también se quedaron vacías. “He tenido clases a las que sólo ha venido un alumno”, comentaba una profesora del IES Penyagolosa a la entrada del centro. Su director, Pepe Martí, confirmaba por la tarde que el seguimiento fue “masivo” en las clases de cuarto de ESO y Bachillerato. En este instituto la marcha de alumnos fue mayor al llegar la hora de la manifestación. “Nosotras hemos ido a clase pero nos hemos salido para venir a la protesta”, decía María, estudiante de este instituto.
En el IES de al lado, el Sos Baynat, la imagen de las clases vacías fue la tónica desde primera hora. Nerina, alumna del centro, explicaba que habían decidido no ir a clase desde el principio “porque luego nos habían dicho que no nos dejarían salir si no llevábamos un permiso y presentábamos con 48 horas de antelación las firmas de quienes apoyábamos la protesta”. “En mi clase somos 30 y hemos firmado 28”, apuntó. Otra trabajadora del IES lo corroboraba: “Se nota bastante que hoy no han venido muchos alumnos”. En el patio sólo permanecían los de menor edad.
29F vaga estudiantsMientras, en el IES Ribalta, el jefe de estudios explicó que el seguimiento “no había sido masivo”. En los pasillos, no obstante, apenas se veían alumnos y en el exterior un grupo de alumnas daba otra versión. “Hay clases enteras a las que no ha venido nadie, en la nuestra, sólo hemos ido nosotras [cinco]”, dijo Ainhoa. Y apuntó que también se aprovechó la salida del recreo, a las 10.36, para no volver a entrar.
Ya en la manifestación, alumnos de otros centros, como el IES La Plana y el Matilde Salvador, también indicaron que las clases de Bachillerato y de los últimos cursos de la ESO estaban prácticamente vacías.
El seguimiento, según Educación, apenas superó el 40% del alumnado
/ / Castellón / Alicante / Valencia 1 MAR 2012